carlos velo psicologo perfil laboral exito

Perfil laboral definitivo

Todos queremos ser el mejor y más preparado, pero,
¿es posible? No hay respuesta sencilla.

Acciones de mejora de producto (yo soy el producto)

1. Introducción

En la mente de todos está ese trabajador idílico, de éxito total: perfectamente formado, ejecutivo, inteligente, bien conectado, original, etc. Esa persona capaz de convencer, diseñar, actuar y también organizar a los que actúan. Un líder carismático y eficiente.

Y, claro, todos quisiéramos ser esa persona.

the wolf of wall street GIF

Al final, esa ensoñación no deja de ser un prototipo idílico, algo así como el héroe de los héroes. Uno que tiene todo lo mejor de todos. Aquí os dejo un vídeo del profesor Jordan Peterson en el que habla sobre esos prototipos que se comparten en la imaginería colectiva (está en inglés, pero se puede subtitular).

Sin embargo, lo que tienen los prototipos es que no suelen coincidir con la realidad. Es como cuando hablamos de la forma física perfecta para hacer deporte, ¿existe? Probablemente no. Existe la forma física «perfecta» para tal o cual de ellos, pero todas ellas tendrán algún punto flaco si se cambia el escenario.

Pues con esto igual. Y éste es el motivo por el que necesitas tener un ámbito y conocerlo. No hay un perfil bueno o malo sin un entorno en el que valorarlo.

Pese a todo, si queremos hablar de qué hacer y que lo entienda todo el mundo, tenemos que poder identificar las habilidades mentales generales que tiendan a facilitar más éxito que otras.

Y es que este tema toca de lleno con lo que llamamos inteligencia: en resumidas cuentas, la capacidad para adaptarse mejor a distintas situaciones. La capacidad de tener más éxito.

carlos velo inteligencia psicologia
@carlosvelo.ps (enlace en la imagen)

Una persona inteligente que quiere hacer un plan con inteligencia se preguntaría:

¿puedo mejorar? 

o dicho un poco más en detalle:
¿merece la pena que invierta mi esfuerzo en intentarlo?

2. Posibilidad de mejora

  • Opción 1: El perfil laboral se desarrolla.

Por supuesto que a día de hoy sabemos que el funcionamiento mental se trabaja y se mejora. Hay ciertas discrepancias en cuanto a capacidades mentales, pero, cuando hablamos de resultados generales, no tenemos dudas. A medida que aprendes e integras habilidades, aumenta tu capacidad para funcionar en distintos ámbitos.

training treadmill GIF

Además, en el entorno laboral hay algunos datos interesantes como que todo parece indicar que tener una titulación superior supone más acceso al trabajo y más ingresos, (otro ejemplo)

(y aquí el enlace a GapMinder para jugar con más datos del mundo y ver cómo la educación afecta a muchos ámbitos).

 

Así, determinadas formaciones facilitan el acceso a superiores retribuciones, lo cual tiene efectos en la calidad de vida y en las posibilidad de afrontar problemas. Así que no podemos negar que, en este sentido, ese esfuerzo supone una ventaja de largo plazo.

  • Opción 2: El perfil laboral depende de la suerte.

Sin embargo, hay otras lecturas sobre estos datos, como que el motivo que explica esta situación está basado en que «las personas con mayor retribución pertenecen a una clase social que coyunturalmente tiene más posibilidades de formación y también menos complicaciones vitales«.

Más información en el Atlas de las Oportunidades

Y es que parece ser que durante los últimos años la brecha entre estratos sociales aumenta (otro ejemplo) y su permeabilidad es cada vez menor (y cada vez más apretada). Y no sólo eso, sino que también hay que contar con el hecho de que llegar a un puesto de trabajo en un momento histórico determinado, probablemente condicione la retribución de ese puesto.

Si el valor de cada trabajador se contabilizase por sí mismo, no existirían rankings de universidades del mundo con mejor acceso al trabajo (entre otras cosas).

fail old man GIF

El lugar, el momento y la red tienen toda la pinta de ser importantes. Incluso hay voces muy reputadas que llegan más allá y afirman que estos atributos no son meras casualidades.

Así que, a la luz de todos estos informes, estudios y datos (y otros muchos que no he citado) se puede concluir que sí, que el estado inicial y las diferentes posibilidades también delimitan los resultados.

  • Opción 3: Toco lo que está en mi mano.

Así que, una conclusión razonable (a mi juicio) es que probablemente existan unas fuertes restricciones debidas al lugar social en el que uno nace y se desarrolla, pero que dentro de ese rango también existen posibilidades de movimiento, e incluso, jugando contra la estadística, de superación.

Dependiendo de cómo afrontemos el problematomaremos decisiones sobre cómo actuar. Uno no puede garantizarse resultados positivos, pero sí puede garantizarse los negativos por medio de la inacciónHay que tomar decisiones y hay que hacer movimientos.

3. Hacerse un plan

Dejando de lado la duda de si ese prototipo de trabajador ideal del que hablaba antes existe realmente, lo que no es tan fácil a la hora de proponerse ser mejor y querer actuar para serlo, es saber exactamente de qué detalles se compone eso de «mejorar».

sandwich GIF by Maori Sakai

Si uno quiere empezar a buscar sobre el tema va a tener que aprender a enfrentarse a los vendedores de humo. Simplemente en internet, es muy probable encontrar multitud de textos poco fundamentados que hablan de conceptos tan amplios como «ambición«, «procrastinación«, «talento«, «liderazgo» o «comunicación y lenguaje«.

Y, en realidad, todos esos conceptos tienen un sentido, no son teclas pulsadas por un mono. Pero el problema de usarlos así es que son demasiado amplios. Analizar la conducta requiere un poco más de precisión y un poco menos de conclusiones rotundas. Tratarlos de esa manera no nos explica concretamente qué buscar, qué entender y cómo hacerlo. Incluso podríamos entrar a valorar la eficiencia de muchos procesos de selecciónpero esto mejor lo dejamos para otro día.

Aunque, por otro lado, dar una receta que valga para todo el mundo, es necesariamente manejar conceptos generales…

El caso, es que tenemos que buscar algo a lo que atenernos. Como es complicado encontrar estudios científicos concretos sobre ello por ser un problema muy complejo y por estar condicionado por la baja producción de bibliografía pública que generan las empresas (siendo que la información es un valor de competencia), tenemos que no desesperar y buscar con ahínco.

A mi juicio, uno de los ejemplos más interesantes es el publicado en su blog por Michael D. Simmons.

carlos velo psicologia michael simmons perfil laboral exito
(enlace para hacer zoom en la imagen)

En su trabajo, el autor ha ido identificando patrones de pensamiento (basándose, en muchos casos, en ejemplos de gente muy exitosa) que conforman estrategias para tener una visión del entorno y gestionar el tiempo de forma probablemente adaptativa y eficaz.

Es decir, de qué forma entender el mundo en el que me muevo y tomar decisiones para garantizarme el éxito -en la medida de lo posible-. Y esto sí es más concreto y sí me da estrategias para mejorar en mi toma de decisiones. Lo único que falta es que cada uno lo adapte a su propio ámbito.

En el gráfico que comparto se puede ver qué conjunto de áreas incluyen acciones tan concretas como: establecimiento de objetivos asequibles, red de contactos, control de la motivación, razonamiento y solución de problemas, supervisión

Muy completo. Quizá no tiene la metodología más limpia, pero reconozco que no me disgusta.

4. Las malas noticias

Las malas noticias son, al final, evidentes: 

No hay una forma rápida y eficiente para convertirte en un fuera de serie.

Cuando hablamos de inteligencia y de funciones mentales, incluimos una enorme cantidad de conductas en diferentes ámbitos. Y esto supone una enorme cantidad de habilidades: idiomas, razonamiento matemático, espacial, cálculo, lectura, gestión del estrés, habilidades sociales… 

Todos son aspectos muy valorables y todos tardan muchos años en desarrollarse. 

Hay alguna trampa, por eso recomiendo el esfuerzo de intentar analizarlo.

Se pueden activar los subtítulos y configurarlos en español

Quizá la decisión a partir de determinado punto sea: ¿qué hago con lo que tengo? 

O a lo mejor: ¿a qué puedo aspirar en mi situación?

O puede que no sea sobre aprender nuevas acciones, sino sobre mejorar la gestión emocional y social, y así ser más eficaz con las que ya tengo. Un plan realista siempre tiene más posibilidad de éxito.

«No creo en trucos para tener una mentalidad innovadora. Pienso que es un estilo de pensar junto al atrevimiento de tomar decisiones.»

Elon Musk. 
No encontré la referencia concreta, pero todo parece indicar que es realmente suya.

5. Conclusiones

La primera conclusión que quiero transmitirte es de ánimo: todo lo que llevas haciendo hasta ahora ya te ha puesto en el camino de tu máximo potencial.

Si quieres seguir este camino sólo tienes (en resumen) que identificar lo que te funciona y lo que no, eliminar lo segundo y continuar sobre lo primero.

jurassic park deal with it GIF
Espero que no estés en esta situación

La segunda conclusión es clara: clarifica tus objetivos y no te dejes comer por la ambición. Lo que yo cuento en esta entrada es el marco general, pero hay que trabajar un poco para adaptar esta perspectiva a cada entorno.

Por supuesto, tendrás que saber hacer cosas específicas y deberás ponderar tu tiempo; porque sin duda organizar tus objetivos y tu tiempo te hará ser más eficiente en ellas.

¿Recordamos la regla del 20-80?

Deja una respuesta